Haciéndome la que no pasa nada. Ajá

En todo este mes y algo más de silencio estuve jugando a ser cool. A que no me importa, a que puedo vivir con ello, a que creo que el destino me tiene guardado mi embarazo aquí a la vuelta de la esquina cual pelicula de Hollywood.

eldíamenospensadobumtienesunretraso.

A veces me engaño a mi misma con cuentitos de hadas para adultas. Cuentitos de hadas para adultas infértiles

mini entrada amarguetix de hoy

amarguetix

Nada, acabo de leer (una vez más) un artículo sobre la caída en los profundos abismos de la infertilidad que nos espera después de los 35. Ya voy bajando irremediablemente, entonces.

Supongo que todo empezó el día en el que fui con mi ginécologa a decirle que basta de anticonceptivos orales porque llevaba demasiado tiempo tomándolos y me dijo “lo bien que haces, porque ya tienes 30 y con tus ovarios poliquísticos te va a costar mucho quedarte embarazada, yo empezaría a buscar ya”

Gracias, ginecóloga, por traumarme de por vida y hacerme dudar sobre algo de lo que no había dudado jamás. Y encima te tengo que pagar la consulta.

un blog más sobre (in)fertilidad. Vaya…

Suponiendo que tenga algo nuevo para decir (que no es el caso) acerca de este camino tortuoso…

Suponiendo que alguien quiera leer este espacio que contendrá seguramente furia, enojo, tristeza, ironía y algo de humor negro…

Suponiendo que no me canse de escribir acerca de lo absurdo de no quedar embarazada cuando la humanidad lleva reproduciéndose millones de años…

Suponiendo todo esto, puede que valga la pena escribir este blog.

Hoy, como dice el encabezado, Je m’en fous. I don’t give a fuck. Me importa un carajo. Me vale madres, haciéndole honor al México que me alberga hace años.

Me doy la bienvenida a mi misma a este espacio que hasta ahora no había querido tener, para no sentir que soy “una más de esas mujeres que lloran y lloran por no tener un bebé”.

Sí. Soy una más. Bienvenida, pues.